Vaya al Contenido

Menu Principal:

Prueba de esfuerzo

Métodos Diagnósticos
No se hace de rutina, pero sí  casi siempre que existan síntomas que sugieran enfermedad coronaria, o ante un  programa de ejercicio en adultos con factores de riesgo cardiovascular  (tabaquismo, diabetes,  hipertensión,  colesterol alto), o historia familiar de  infarto o accidentes cerebro-vasculares. El test de  esfuerzo dentífrica la presencia de enfermedad coronaria en 3 de cada 4  pacientes, y la descarta en un 90 %.

Se puede hacer sobre una  bicicleta estática o una cinta rodante, pero el principio es el mismo. Se  colocan electrodos por el cuerpo (para registro de   ECG) y un manguito de  tensión, y el paciente pedalea o anda por la cinta rodante. El médico que  supervisa la prueba observa mientras tanto los cambios en tensión arterial,  pulso y trazados ECG. La prueba se completa en media hora, y se abandona antes  si aparecen cambios sugestivos de enfermedad en los parámetros observados, o si  el paciente no la tolera físicamente, por agotamiento o por dificultad para  respirar.

Si el test de ejercicio es anormal, es posible que sean necesarias otras   pruebas más complicadas, como cateterismo cardíaco (coronariografía) o   un estudio isotópico.



Comentar
Exante


sin comentarios
Regreso al contenido | Regreso al menu principal