Vaya al Contenido

Menu Principal:

Escleroterapia

Cirugía
CIRUGÍA DE LAS PEQUEÑAS VARICES. ESCLEROTERAPIA

Utilizando una aguja muy pequeña, se inyecta dentro de la vena un medicamento o esclerosante mezclado con un anestésico local, el cual inflama las paredes de este pequeño vaso sanguíneo.

Luego de repetir este procedimiento en dos o tres oportunidades, las paredes de la pequeña vena se adosan circunferencialmente hasta obliterar su luz, lo cual elimina el paso de sangre a su través, haciéndolas desaparecer a la vista.

EscleroterapiaEsta forma de tratamiento para combatir las varices es bastante efectivo cuando se aplica a venas de pequeño calibre, que no se palpan, no protruyen ni producen bultos, menores a 3 mm de diámetro, conocidas como ¨arañas vasculares¨, venas en ¨estallido de cohete¨, telangiectasias o venulectasias, éstas son generalmente tratadas por razones cosméticas mediante las conocidas ¨inyecciones¨ o fleboesclerosis.

La gran mayoría de los pacientes a quienes se practica esta técnica experimentan un mínimo de disconfort, ocasionalmente una sensación de ardor muy leve en el sitio de la inyección que se resuelve espontáneamente después de algunos minutos.

El número de consultas o sesiones de escleroterapia dependerá de la severidad y del número de venas a ser tratadas. Aunque un gran número de pacientes notarán cierta mejoría luego de la primera o segunda sesión, la mayoría de las áreas necesitarán ser inyectadas entre 4 y 5 veces para obtener resultados óptimos en el tratamiento contra las varices.

Generalmente, una primera consulta con su especialista que incluya la evaluación de su problema de varices y la primera sesión de esclerosis se tarda aproximadamente entre 20 y 30 minutos, cada visita subsiguiente le tomará alrededor de 15 minutos.

La aparición de una pequeña equimosis ó ¨morado¨ pudiere ocurrir en el lugar de la inyección, y la misma se irá en 7 a 10 días.

Una discreta hiperpigmentación u oscurecimiento del área inyectada pudiere ocurrir en muy pocas ocasiones y usualmente es temporal.

Complicaciones como la aparición de una pequeña úlcera o alergia al esclerosante son poco frecuentes.

La escleroterapia es un tratamiento bastante seguro.

Desafortunadamente, si usted presenta una predisposición hereditaria, es posible que aparezcan nuevos ¨estallidos¨ con el paso de los años. La mayoría de los pacientes permanecen sin varices, con sus piernas ¨claras¨, acudiendo a esclerosis de ¨retoque¨ cada 2 años.
Axa Assistance
Comentar


sin comentarios
Regreso al contenido | Regreso al menu principal