Vaya al Contenido

Menu Principal:

Endocarditis infecciosa

Cardiovascular
DEFINICIÓN de la endocarditis infecciosa

La endocarditis infecciosa es una enfermedad que se produce como consecuencia de la agresión de diversos microorganismos sobre el tejido que tapiza las cámaras del corazón, el endocardio.

Endocarditis infecciosaPor sus características y elevada mortalidad si no es tratada, debe ser abordada en forma multidiSciplinaria, con un equipo constituido por un infectólogo, microbiólogo, cardiólogo y el cirujano cardiovascular.

Las bacterias son los agentes responsables de la mayoría de los casos, entre los cuales podemos destacar al género estreptococo (45 - 55%), enterococo (15 - %) y estafilococo (25%). Dentro de los estreptococos, el grupo viridans se presenta en el 55% de los casos.

La edad de presentación más frecuente es entre los 45 y 50 años, con un leve predominio en los hombres.

CUADRO CLÍNICO de la endocarditis infecciosa

Tanto la forma de presentación como su evolución son variables en cada una de las personas afectadas. Puede presentarse con manifestaciones generales, como un síndrome febril prolongado, con cansancio, sudación nocturna, escalofríos, disminución del apetito con adelgazamiento y dolores musculares. Esto ocurre si el agente causal no es muy agresivo.

A nivel cardiovascular, generalmente se presenta un soplo cardíaco, dependiendo del lugar del corazón que resulte afectado.

La piel y las mucosas habitualmente están pálidas como consecuencia de la anemia secundaria al proceso infeccioso. En la boca y en los ojos, pueden aparecer pequeñas manchas rojizas, que desaparecen en 24 horas. En las palmas de las manos y en las plantas de los pies, también pueden aparecer manchas rojizas, redondeadas y no dolorosas.

La afección de los riñones puede desencadenar dolor en la región lumbar y un cambio en la coloración de la orina.

El sistema nervioso central se ve afectado en el 30 - 40% de los casos, generalmente por procesos embólicos cerebrales que obstruyen el flujo sanguíneo.

TRATAMIENTO de la endocarditis infecciosa

El tratamiento está orientado a la erradicación del agente causal mediante la utilización de antibióticos específicos. Para la elección del antibiótico más eficaz, deben realizarse algunas pruebas para determinar la sensibilidad del germen al antibiótico.

Para el estreptococo, la penicilina asociada a la gentamicina resulta eficaz, por un período de 4 semanas. En caso de que dicho germen sea resistente a la penicilina, debe utilizarse la vancomicina, siempre asociada a gentamicina.

En la endocarditis por enterococo se utiliza la penicilina o ampicilina asociada a gentamicina.

El estafilococo debe tratarse con cefalosporinas de primera generación, como la cefalotina o cefazolina, o con vancomicina (dependiendo de la sensibilidad del germen), siempre asociado a la gentamicina más la rifampicina.

En caso de una endocarditis por hongos, se indicara la anfotericina B más 5 - fluorocitocina
Comentar
FlexiFarma


sin comentarios
Regreso al contenido | Regreso al menu principal