Vaya al Contenido

Menu Principal:

Dormir bien

Vida Saludable
En este nuevo año, introduce entre tus hábitos saludables de vida el dormir bien. Esto es tan importante como que puede ayudarte a comer saludablemente, sin compulsiones y por ello a prevenir la obesidad, los accidentes cerebrovasculares (ACV) e incluso demencias como el Alzheimer.


se calcula que hasta un 40% de la población  padece alteraciones del sueño o dificultad para dormir, sobre todo de forma ocasional o esporádica.  El insomnio destaca por ser el trastorno de sueño más popular. Pero ¿qué es el insomnio?

El insonmio puede ser un problema agudo también llamado transitorio, generalmente debido a problemas de ansiedad por algún tipo de problema, ya sea personal, laboral o social o crónico si dura más de tres semanas. Este tipo de insomnio precisa de un diagnóstico mas preciso para descartar problemas orgánicos o fisiológicos.

En resumen, el insomnio puede tener estas causas:

Causas Orgánicas: Aquí se incluyen enfermedades o trastornos del metabolismo, hormonales, digestivos o neurológicas, entre otras. Cualquier tipo de malestar o dolor que pueda interrumpir el buen descanso o la conciliación del sueño puede considerarse causa de insomnio.

Causas Externas o Ambientales: Son aquellas que responden a malos hábitos de sueño o la ingesta de ciertos medicamentos o sustancias (alcohol, café, excitantes, tabaco etc.), cambios en los horarios y rutinas, entornos poco propicios para un buen descanso, entre otros. Por ejemplo, los cambios de horario frecuentes o viajes que afectan nuestro ritmo sueño/vigilia pueden llegar a derivar en problemas a la hora de dormir y disfrutar de un sueño reparador.

Causas Emocionales o Psicológicas : Hace referencia a la afectación de ciertos sucesos a nuestro equilibrio emocional y psíquico. Aquí nos encontramos con estados de ansiedad, períodos de estrés, preocupaciones diarias o nerviosismo, entre otros.

Una vez definido el insomnio, pasemos a ver qué podemos hacer para combatirlo. Según los expertos de la Cátedra del Sueño de la Uiversidad de Granada, una de las causas más frecuentes que provocan el insomnio son los pensamientos reiterativos provocados por la nsiedad y las preocupaciones, que afectn especialmente a la conciliación, al despertar precoz o a despertares múltiples.

Esto hace que nos levantemos por la mañana agotados, con fatiga, irritados, con ansiedad, que perdamos la concentración y los reflejos y que suframos alteraciones de la memoria, somnolencia diurna, etc. Para contrarrestarlos, los expesrtos abodan por poner en prácica la técnica de detención del pensamiento, que nos enseña a detener culquier tipo de pensamiento intrusivo e indeseable que se presente de forma repetitiva, reduciendo así la ansiedad, el estrés o el malestar
LA CLAVE: DETENER EL PENSAMIENTO
1 El primer paso es identificar cómo son esos pensamientos repetitivos que causan el malestar y elaborar una lista de pensamientos agradables que generen bienestar y tranquilidad.2 A continuación, el paciente debe dejarse llevar por un pensamiento intrusivo desagradable y a la señal del terapeuta cambiar ese mal pensamiento por una agradable y positivo.
3 Y por último repetir el proceso intentando tomar el control de la situación sin que tenga que intervenir el terapeuta para ser capaces de cambiar un pensamiento por otro nosotros mismos.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal