Vaya al Contenido

Menu Principal:

Ausencia de deseo Sexual

Educación Sexual
LA AUSENCIA DE DESEO SEXUAL
             Debemos   diferenciarla de la falta de orgasmo o anorgasmia. Por el rol pasivo, una   mujer puede tener relaciones sexuales e incluso orgasmo, sin sentir deseo.   No así el hombre, por el papel activo de su erección; que es afectada por la   falta de deseo sexual.

Falta de deseo sexualEl deseo sexual es una etapa previa a la actividad coital propiamente dicha.   Tiene una base neurohormonal o neuroquímica, por sustancias que se producen   en el cerebro y en otras glándulas hormonales del organismo, como ovarios,   testículos y suprarrenales. Estas sustancias constituyen una base que   condiciona la tendencia, ganas o caso contrario la inhibición para todo lo   que tiene en nuestra conducta, una connotación sexual. Ello hace que la   persona disminuya o pierda la capacidad de responder a los estímulos   sexuales. La evitación de las relaciones sexuales es el resultado final en   estas situaciones.

  Entre   las causas fundamentales se pueden citar la disminución de los tenores   hormonales y neurohormonales, tanto de la Hipófisis como de ovarios,   testículos y suprarrenales.

El principal efector del deseo, tanto en hombres, como en mujeres es la   hormona masculina, producida en las glándulas suprarrenales. Pero esta   glándula es la efectora del estrés, produciendo en estas circunstancias   hormonas que compiten con las hormonas sexuales producidas, por la misma   glándula. Y ello disminuye o anula la libido en ambos sexos. El aumento de   Prolactina, hormona hipofisaria produce el mismo efecto. La psiquis con su   funcionalidad desempeña un papel preponderante en la facilitación o   inhibición de los circuitos hormonales del deseo.

PromoFarmaToda actividad positiva o gratificante como una buena relación sexual   estimula el deseo, y por el contrario el fracaso sexual y las inhibiciones,   lo disminuyen. La existencia o no de problemas sexuales son vitales, en el   mantenimiento del deseo sexual. La existencia de problemas de la erección   (impotencia), la eyaculación   precoz; la falta de eyaculación; la imposibilidad del varón de estimular   a la mujer, llevan a inhibiciones aprendidas en su compañera sexual y en el   mismo varón.

En la mujer la falta de orgasmo influye negativamente en el deseo sexual del   varón, y en su propio deseo sexual. La diabetes tanto en   varones como en mujeres inhibe al deseo sexual.

La epilepsia y su medicación entre otras causas, afecta al mismo. La falta   de autoestima personal; la monotonía conyugal; enfermedades como la   depresión; ingestión de medicamentos, negativizan el deseo sexual; igual   papel cumple el alcohol que es un depresor de la testosterona, hormona   masculina. El estrés y las presiones de la vida cotidiana tienen el mismo   efecto.
 
Mister Spex
Comentar


sin comentarios
Regreso al contenido | Regreso al menu principal