Vaya al Contenido

Menu Principal:

Atresia de esofago

Pediatría
DEFINICIÓN de la atresia de esofago

La atresia del esófago es un trastorno congénito caracterizado por una falta de continuidad de la luz del esófago, pudiendo asociarse a una comunicación con las vías aéreas superiores. En caso de existir una comunicación con la tráquea, se la denomina fístula traqueoesofágica.

Atresia de esófagoConstituye una situación bastante compleja, ya que el compromiso es particularmente a nivel del esófago y en forma general a la salud tanto del niño como de su familia.

Las causas responsables de la atresia se desconocen en la actualidad, existiendo diversas teorías que tratan de explicarla. Tampoco se tiene evidencia alguna sobre la posible transmisión genética, aunque se ha observado que varios integrantes de una familia resultan afectados. El 50 al 70% de estos niños presentan otras alteraciones congénitas asociadas, principalmente a nivel cardiovascular y de otras partes del intestino.

CUADRO CLÍNICO de la atresia de esofago

El desarrollo de estos niños puede verse comprometido desde antes de nacer. El bebé se encuentra en el vientre materno sumergido en el líquido amniótico, el cual es deglutido por el niño, constituyendo uno de los mecanismos de reabsorción de este líquido. Esto generaría un aumento de la cantidad de dicho líquido (polihidramnios) lo que puede ocasionar recién nacidos de bajo peso y trastornos del crecimiento. El polihidramnios es un singo de alarma que permite presumir la atresia durante el embarazo.

Existen cuatro tipos de atresia del esófago, dependiendo de la magnitud de la falta de continuidad de la luz y de la forma en que se comunica con la traquea. En cualquiera de sus formas se observará una repercusión sobre la talla y el peso del niño.

También presentan distensión del abdomen, aunque en otros está deprimido; tos, ahogo e infecciones respiratorias a repetición por pasaje de los alimentos hacia el sistema respiratorio.

Tratamiento de la atresia de esófagoTRATAMIENTO de la atresia de esofago

El tratamiento de elección es la corrección quirúrgica, restableciendo la continuidad normal de la luz del esófago.

Como no es una emergencia quirúrgica, puede realizarse una correcta evaluación previa a la cirugía, como así también corregir los trastornos nutricionales que generalmente los afecta.

El cuidado de estos niños debe ser realizado en centros especializados, de alta complejidad, que posean unidad de cuidados intensivos neonatales y cirujanos pediatras.
Exante
Comentar


sin comentarios
Regreso al contenido | Regreso al menu principal