Vaya al Contenido

Menu Principal:

Artroscopia

Métodos Diagnósticos
          OTROS NOMBRES

Artroscopia.
Meniscectomía.
Artroscopia meniscal.
Reparación meniscal.
Desbridamiento patelar.
Sinovectomía.
         
          DEFINICIÓN

          Es el examen realizado mediante un aparato endoscópico que se introduce en el interior de la articulación de la rodilla, pudiéndose realizar intervenciones de meniscos, tendones, y de la sinovia (envoltura de la articulación).
         
          DESCRIPCIÓN
         
La artroscopia de rodilla, mediante instrumentos endoscópicos, es uno de los procedimientos ortopédicos más frecuentes hoy en día. El paciente es sometido a anestesia general o, a veces se le seda y anestesia mediante anestesia regional o anestesia espinal.

          Luego se realizan varias perforaciones pequeñas en la articulación de rodilla.

          El artroscopio y otros instrumentos se introducen en la articulación de rodilla. El cirujano puede ver los ligamentos, el disco de rodilla (menisco), el hueso de la rodilla (rótula) , el revestimiento de la articulación (sinovia), y el resto de la articulación. Se pueden reparar o extraer los tejidos dañados. La visión con el artroscopio permite la reparación de tejidos o tendones mientras se manipulan desde el exterior, sin visión directa. Este procedimiento se realiza en régimen ambulatorio, dándose de alta al paciente en el mismo día, no requiriendo hospitalización de noche.
            
          INDICACIONES

Problemas de rodilla tales como:

Posible rotura de menisco.
Posible daño o rotura de la rótula.
Posible ligamento dañado.
Inflamación o daño en el revestimiento de la articulación.
         
          EXPECTATIVAS DESPUÉS DE LA ARTROSCOPIA

La artroscopía ha conseguido un avance en la cirugía de la rodilla porque al realizarse con métodos incruentos, no se abre la articulación, ofrece como resultados menos dolor, hinchazón, rigidez y complicaciones, y disminuye la hospitalización.
         
          CONVALECENCIA

          Suele ser rápida.

          El paciente puede necesitar muletas para evitar peso y presión sobre la articulación de rodilla por unos días.

          La actividad normal debe reducirse durante unas semanas.

          A veces es necesario tomar medicamentos para el dolor y la inflamación.
         
          RIESGOS

          Los riesgos de cualquier intervención bajo anestesia general:

Reacciones a la medicación.
Problemas respiratorios.
Hemorragias: En este caso puede producirse una hemartrosis (sangre en la articulación) o coagularse (tromboflebitis).
Infecciones.
Lentillas baratas
Comentar


sin comentarios
Regreso al contenido | Regreso al menu principal