Vaya al Contenido

Menu Principal:

Anticoagulación

Cardiovascular
MEDICIÓN DE LA COAGULACION: INR

La coagulabilidad de la   sangre se mide mediante un factor que se   denomina INR (Indice normalizado internacional,   en siglas inglesas) y que se debe mantener   dentro de unos niveles que se determinan para   cada paciente, en función del problema médico   que tenga.

Una persona que no toma   anticoagulantes (anticoagulantes orales) tiene   normalmente un valor INR de 1. Un valor INR   medido de 2 significa que la coagulación de la   sangre requiere el doble de tiempo. Por tanto,   con un INR de 3, la coagulación requiere el   triple de tiempo.

Conclusión: cuanto mayor es   el valor INR, es decir, el tiempo de coagulación   prolongado, más coagulación se verá inhibida.

AUTOCONTROL DE LA COAGULACIÓN

El sistema CoaguChek es un dispositivo   seguro, práctico y simple que le ayuda a   controlar el estado de la coagulación desde   casa. Esto permite reducir el tiempo que debe   pasar en el hospital, en las consultas médicas o   en los centros especializados en   anticoagulación.

Otras de las numerosas ventajas del   autocontrol incluyen:

Sólo son necesarios unos simples pasos y un   minuto para obtener un resultado de INR.
Proporciona una mayor   independencia en la vida diaria, en el ámbito   profesional y privado: no es necesario   desplazarse para las visitas ni interrumpir una   agenda apretada.
El paciente está   implicado de forma activa en su salud y   tratamiento, por lo que mejora el cumplimiento.

Coagulo-CheckSin embargo, la ventaja más importante del   autocontrol es que el estado de la coagulación   puede controlarse con regularidad y frecuencia,   de modo que el tratamiento anticoagulante puede   ajustarse cuando sea necesario. Es esencial   realizar controles frecuentes puesto que   factores como fármacos, enfermedades,   alimentación, alcohol, viajes y estrés pueden   interferir en el estado de la coagulación.

El autocontrol con los sistemas CoaguChek XS o CoaguChek S permite que el   tratamiento anticoagulante pueda optimizarse   constantemente, lo que reduce la posibilidad de   complicaciones tales como coágulos sanguíneos o   sangrado.


PromoFarma          

RECOMENDACIONES PARA EL PACIENTE TRATADO CON ANTICOAGULACIÓN ORAL.

Los anticoagulantes orales (Dicumarínicos = Sintrom®) son medicamentos que hacen que la sangre tarde más tiempo en coagular, con el fin de evitar la trombosis y/o embolia. Por eso la mayor complicación de los anticoagulantes es la hemorragia.

Para conseguir el mejor resultado posible y prevenir las hemorragias, le recomendamos que tenga en cuenta las siguientes indicaciones:

 1. El tratamiento con anticoagulantes orales debe ser siempre controlado cuidadosamente. La dosis se ajusta para cada persona después de hacer un análisis de sangre. El control del tratamiento anticoagulante debe hacerse como máximo cada 4 ó 5 semanas.

 2. Tome la dosis exacta indicada por su médico en el calendario. No debe cambiar nunca la dosis por su cuenta. Tome siempre el fármaco a la misma hora. Si se olvida tome la dosis lo antes posible, si es dentro del mismo día. Si un día se olvida, no tome doble dosis al día siguiente.

 3. No debe tomar ningún medicamento nuevo sin consultarlo con su médico. En principio no tomará antiagregantes ni antiinflamatorios ya que potencian el efecto de los anticoagulantes. Entre los antiagregantes se encuentran: ácido acetil-salicílico (Aspirina®, Adiro®, Tromalyt®,…) y derivados: Trifusal (Disgren®), Ticlopidina (Tiklid®).

 4. En caso de fiebre, catarro o cualquier otro problema, consulte con su médico. Para la fiebre o el dolor puede tomar Paracetamol (Termalgin®, Tylenol®, Gelocatil®, Febrectal®, Efferalgan®, etc) o Dipirona (Nolotil®, Algi-Mabo®, etc). Si tiene una infección bacteriana su médico de cabecera le puede indicar antibióticos por vía oral, preferentemente amoxicilina, u otro antibiótico indicado para su proceso.

 5. Están totalmente prohibidas las inyecciones intramusculares porque pueden producir hemorragia en el músculo y complicaciones posteriores. No existe problema para poner inyecciones subcutáneas e intravenosas.

 6. No suprima ningún medicamento, sobre todo tranquilizantes, hipnóticos, antibióticos, ni el Sintrom® sin ponerse en contacto con el médico que controla su coagulación. La mayoría de dichos medicamentos interfieren con el anticoagulante y es preciso ajustar su dosis.

         

 7. Evite laxantes oleosos.

 8. Evite las bebidas alcohólicas. No debe tomar cerveza. Puede tomar vino siempre que sea con moderación y dentro de las comidas.

 9. Su régimen alimenticio deber ser de lo más constante que sea posible. Procure tomar, aproximadamente, la misma cantidad de verdura todos los días. Intente no tomar alimentos flatulentos: col, coliflor, garbanzos, castañas, chocolate, etc.

 10. En caso de diarrea, como primera medida, debe de hacer un día de dieta sin sólidos y tomar abundantes líquidos (agua, agua de arroz, agua de limón, té,…). Si al día siguiente se encuentra mejor puede tomar alimentos fáciles de digerir, arroz, zanahoria, patata cocida, pescado cocido, yogurt, evitando grasas, frutas y verduras. Si a pesar de estas medidas no disminuye el número de deposiciones debe de acudir a su médico de cabecera.

 11. En caso de extracción dentaria, intervención quirúrgica o accidente, deberá notificarlo a su médico, dentista o cirujano. En caso de cirugía precisamos conocer la fecha de la misma al menos con una semana de antelación para prepararlo debidamente.

 12. Deberá hacer todos los controles que se le indiquen, procurando respetar las fechas y horas de citación. Si presentara alguna complicación debida al tratamiento como hemorragias nasales, sangre en orina, heces negras o pastosas, heces con sangre, esputos con sangre o hematomas espontáneos, debe acudir al control aunque sea antes de la fecha asignada, a su médico de cabecera o a los servicios de urgencias de cualquier hospital.

 13. Este medicamento es potencialmente perjudicial para el feto. Tan pronto como sospeche que se encuentra embarazada, comuníqueselo a su médico.

    

 14. Mantenga todo medicamento fuera del alcance de los niños. Los anticoagulantes orales (Sintrom®) pueden ser especialmente peligrosos para ellos.

 15. Es recomendable llevar algún tipo de identificación que indique el uso de anticoagulantes orales (Sintrom®).

 16. Si apareciera cualquier signo de hemorragia, consulte con un médico inmediatamente.

 17. Resuelva cualquier duda con su médico de cabecera o cuando vaya a realizar su próximo control.
Comentar
Promofarma


sin comentarios
Regreso al contenido | Regreso al menu principal